Hoy: 09:00-14:00, 17:00-20:00 964 22 52 94 674 79 15 93
Tiempo de lectura 1 min.

¿Quieres ganar en salud y bienestar? ¿Te estás planteando cambiar tu dieta para que sea más saludable, pero no sabes cómo? No te desanimes y ten en cuenta que cambiar los hábitos no es fácil, y se necesita de constancia y tiempo.

Para que consigas tu objetivo, te dejamos algunos consejos que te ayudarán a cambiar tu dieta y mejorar tu calidad de vida.

5 CONSEJOS PARA CAMBIAR LA DIETA

  1. Márcate unos objetivos progresivos y adaptados a tus necesidades, recuerda que cuentas con especialistas que pueden ayudarte, y tu farmacia es el primer escalón de esta red de apoyo.
  2. Llena tu cesta de la compra de alimentos variados y frescos. Evita comprar los productos que no quieres consumir porque son poco sanos. 
  3. Evita mitos y desinformación y huye de dietas milagro y soluciones inmediatas. Piensa que los cambios son progresivos y busca siempre consejo profesional.
  4. Planifica tus compras y comidas. Plantear un menú semanal, te ayudará a llenar tu despensa y tu estómago solo de aquellos alimentos más saludables, evitando improvisar con comidas rápidas, por ejemplo.
  5. Compleméntala con un estilo de vida saludable en general. Practicar actividad física moderada, evitar hábitos como el tabaco y el alcohol y una buena hidratación te serán muy útiles.

¿CÓMO EMPEZAR A CAMBIAR LOS HÁBITOS?

¿Cómo puedes empezar a cambiar tus hábitos? Un primer paso es incorporar pequeñas modificaciones en cada comida, te decimos cómo.

En el desayuno, empieza por cambiar harinas refinadas y bollería por integrales, tomar alimentos frescos como fruta cortada, en lugar de zumos exprimidos, y escoger versiones no azucaradas de cereales o de bebidas.

Para las comidas principales, construye menús a partir de las fuentes de proteína y de las verduras, incluye más legumbres semanalmente, y escoge siempre el agua para beber y la fruta fresca como postre.

Si eres de picar entre horas, opta por fruta fresca y frutos secos, y ten a mano siempre una botella de agua.

Y, si sientes tentaciones de abandonar, recuerda que, además de ayudarte a sentirte mejor en tu día a día, seguir una dieta equilibrada puede ser un factor que te ayude a mejorar patologías como la hipertensión, problemas gastrointestinales, ansiedad, dolores y fatiga, entre otras.

Como siempre, cuentas con el consejo y acompañamiento de tu farmacéutico para que una dieta sana sea tu rutina de alimentación diaria. Resuelve con él todas tus dudas.