Hoy abierto: 09:00-14:00, 17:00-20:00
Mañana abierto: 09:00-14:00, 17:00-20:00

Consejos para una buena higiene bucal

Tiempo de lectura 2 min.

Cuidar de tu salud bucal no es solo poder lucir una sonrisa bonita. Tu boca es punto de acceso al organismo, por lo que su cuidado es básico para tu bienestar. Y es que la salud de tu boca está ligada a patologías como son las cardiovasculares, entre otras.

A pesar de esta importancia, el 90% de la población sufre en algún momento de la vida alguna enfermedad bucodental. La buena noticia es que, siguiendo unos buenos hábitos de higiene bucal, puedes evitar la mayoría de patologías bucodentales.

CÓMO MANTENER MI HIGIENE BUCAL

Mantén tu boca limpia y sana de forma constante siguiendo estos sencillos consejos.

  1. Cepíllate los dientes después de las comidas. Sigue la regla del 3: cepíllate 3 veces al día durante 3 minutos.
  2. Cambia el cepillo de dientes cada 3 meses o cuando esté desgastado. Puedes aprovechar el cambio de estación para cambiarlo.
  3. Utiliza un colutorio como complemento de tu higiene diaria. Pero recuerda que no sustituye al cepillado normal.
  4. Haz una limpieza interdental al menos una vez al día. En tu farmacia puedes encontrar diferentes opciones: hilo, seda dental o cepillos interproximales.
  5. Recuerda limpiar la lengua también. Emplear un limpiador lingual disminuye la producción de compuestos sulfurados volátiles y previene la halitosis, fruto de la descomposición de los alimentos, las proteínas de la saliva y la placa dental, entre otros.
  6. Visita de manera periódica al odontólogo: como mínimo, una vez al año.

CĂłmo mantener una buena higiene bucal

REALIZA UN CORRECTO CEPILLADO

Cepillarte correctamente es un paso principal para mantener tu higiene bucal. El objetivo de tu cepillado es eliminar la placa bacteriana y aportar flúor. Lo mejor es cepillarte con presión suave y sin olvidar que las encías también se cepillan.

Cepíllate después de cada comida, pero espera 30 minutos para hacerlo. Enjuágate con agua antes de empezar para neutralizar parte de la acidez, pero evita mojar el cepillo antes y después de aplicar la pasta dentífrica.

Controla la presión del cepillado: no hay que hacer mucha, es cuestión de técnica. Procura cepillar la cara externa de todos los dientes, desde la encía hacia el diente, y la superficie que mastica de delante hacia atrás y viceversa. Cepilla la cara interna de igual forma que la externa. No te olvides de limpiar la lengua con un cepillo lingual.

Busca el cepillo más adecuado para ti, teniendo en cuenta la medida y la dureza. Otra opción son los cepillos eléctricos, que han demostrado más eficacia que los manuales en la reducción de la placa.

Cuando termines de cepillarte los dientes, no los enjuagues con mucha agua para que los activos permanezcan más tiempo en los dientes y desempeñen mejor su función.

OTROS HÁBITOS QUE BENEFICIAN A TU BOCA

Además, de seguir una rutina de cuidado de tu boca de manera diaria, puedes ayudar a tu salud bucal siguiendo ciertos hábitos saludables:

  • Evita el tabaco y el alcohol.
  • No uses los dientes para abrir ni cortar cosas.
  • No bebas líquidos excesivamente fríos ni calientes.
  • Evita comer alimentos muy procesados y golosinas.
  • Bebe agua de manera frecuente: una buena hidratación mejora la salud de la saliva y de toda la boca.
  • Lleva una dieta equilibrada rica en frutas y verduras: la ingestión de vitaminas y minerales es muy importante.
  • Intenta que tu dieta sea baja en azúcares.
  • No utilices tratamientos blanqueadores caseros: algunos pueden ser abrasivos y perjudiciales para los dientes y las encías.

Sigue estos consejos y recuerda que en tu farmacia puedes encontrar todos los productos para que tu boca esté sana, pregunta qué tipo de cepillo y qué productos necesitas. ¡Prepárate para lucir sonrisa!